Píldora 3. El movimiento

Rocío Madueño

Directora de Yoglar

Hoy llega la 3ª píldora educativa sobre 𝓵𝓪 𝓲𝓶𝓹𝓸𝓻𝓽𝓪𝓷𝓬𝓲𝓪 𝓭𝓮 𝓵𝓪 𝓶ú𝓼𝓲𝓬𝓪 𝓮𝓷 𝓵𝓪 𝓲𝓷𝓯𝓪𝓷𝓬𝓲𝓪. Y como es habitual, os dejo el vídeo resumen.

 

Comienzo contándoos que el movimiento es la primera expresión musical del bebé. Al principio estos movimientos son de forma "inconsciente", es una reacción automática al estímulo que es la música. ¡Fijaros qué interesante! Incluso cuando somos adultos también nos sucede: cuando escuchamos una canción (sobre todo que nos gusta) y sin pensarlo nos encontramos moviendo la cabeza, el pie o los dedos siguiendo el pulso ¿os ha pasado? Porque la música ES movimiento.

 

Y según Marisa Pérez directora del IGEME, " a través del cuerpo la música se hace "real", se "materializa" y al mismo tiempo se conecta con la más profunda y enraizada inteligencia musical de los seres humanos". Es más, según E. Gordon, para poder desarrollar al máximo la musicalidad de l@s peques, es necesario que sean musicales en sus movimientos. Esto significa, que en nuestras clases, el primer objetivo es ayudar al crecimiento y la destreza de la fluidez en el movimiento combinado con un pulso estable y con una respiración sincronizada. Sólo cuando se haya desarrollado totalmente esta habilidad, podrán comenzar a tocar un instrumento clásico. ¿𝓟𝓸𝓻 𝓺𝓾é? Porque el instrumento así se convierte en una prolongación de su cuerpo y puede exteriorizar su musicalidad de forma orgánica.

 

Entonces, la música "incita" al movimiento y el movimiento favorece la musicalidad. En esta simbiosis perfecta la principal beneficiada es la coordinación general, la lateralidad, la agilidad, etc.

 

Y vosotr@s, ¿os movéis con la música? ;)


¿Te ha parecido interesante? ¡Compártelo!


Suscríbete a nuestra newsletter, te mantendremos informado de todas las novedades.